Historias de Montevideo N° 12

Dos señoras se sientan en un café, una de ellas confiesa algo. Es una historia tan uruguaya para mí que sigo pensando y pensando por qué.
Por Karen A. Higgs
Ancianas en la Ciudad Vieja de Montevideo por Maja Dimitroff
Última actualización el 26 de febrero de 2019
560Acciones
Anuncios

Esta historia se siente tan uruguaya. El autor, diseñador de videojuegos, Gonzalo Frasca, es una de esas personas que escribe prolíficamente en Facebook y cada pieza es una joya. Asumo que escuchó a las damas.

El café en Ciudad Vieja está casi desierto, a excepción de un par de turistas que miran fuera de lugar.

Entran dos señoras. Son amigas o parientes lejanos, supongo, de unos ochenta años y una de ellas usa un bastón.

Charlan un rato hasta que el del bastón se confiesa.

“La otra noche decidí hacerlo, a pesar de los mosquitos. Hacía tanto calor. Estaba viendo la tele y de repente me dije 'Graciela, date un respiro, si no lo haces ahora, nunca lo harás'.

El colchón pesaba mucho más de lo que pensaba, pero lo arrastré hasta el patio. Lo levanté sobre unos periódicos y saqué una silla. Porque obviamente lo más difícil iba a ser acostarse, y mucho menos levantarse después.

Así que dormí afuera. Y dormí muy bien, toda la noche. Siempre quise hacerlo. No sentí el frío ni nada. Fue encantador. Me hubiera gustado ver las estrellas pero con estos lentes no puedo ver muy lejos. Pero sabía que estaban arriba. Estoy tan contento de haber decidido hacerlo ".

Su amiga se ríe. "¡Siempre estuviste loco!" ella ríe. Luego hace una pausa y la risa se detiene. Toma un sorbo de café pensativa y, al cabo de un rato, dice: “Bien por ti, Graciela. Bien por usted."

Si te divertirías practicando tu español uruguayo, aquí tienes el original. Está repleto de expresiones locales como 'dejate de jorobar', que mi traductor de Google me dice es 'deja de ser un jorobado' y 'me animé'. No he encontrado este uso del verbo 'animar' en ninguna otra parte del español latinoamericano.

El café en Ciudad Vieja está casi desierto, salvo por un par de turistas desubicados.

Entran dos señoras, imagino que amigas o parientas lejanas. Rondan los ochenta, una de ellas va con bastón.

Charlan un rato hasta que la del bastón se confiesa.

“La otra noche me animé. A pesar del miedo al sapo ya los mosquitos. Hacía calor. Estaba mirando la tele y de golpe me dije 'Graciela dejate de jorobar, si no lo hacés ahora no lo vas a hacer nunca más'.

El colchón pesa mucho más de lo que pensaba pero lo arrastré hasta el patio. Puse unos diarios abajo y llevé una silla, porque obviamente lo más difícil fue acostarme y ni te digo después de levantarme.

Dormí afuera. Y dormí lo más bien, toda la noche. Siempre lo había querido hacer. Ni siquiera pasé frío ni nada. Estuvo precioso. Me hubiera gustado ver las estrellas pero con estos lentes ya casi no veo de lejos. Pero yo sabía que estaban allá arriba. Por suerte me animé ”.

La amiga se mata de la risa y le contesta “¡Siempre fuiste una loca!”.

Luego hace una pausa; ya no ríe. Toma café pensativa y al rato repite: “Lo bien que hiciste, Graciela. Lo bien que hiciste ”.

By Gonzalo Frasca publicado en Facebook 28 de diciembre de 2018. Traducción al inglés: Guru'Guay.

Si quieres saber más sobre cómo son los uruguayos, consulta La guía de Montevideo (en inglés) que tiene un capítulo completo sobre este mismo tema. Los uruguayos me dicen que nunca podrían escribir un libro como este sobre ellos mismos.

Foto: Maja Dimitroff para Guru'Guay

Anuncios

Recientes

La historia de los supervivientes del accidente aéreo en los Andes es una de las grandes historias de supervivencia humana del siglo XX.

Museo Andes 1972

Este museo de Montevideo honra la memoria de los sobrevivientes del avión que se estrelló en los Andes. Una de las más impresionantes historias de supervivencia del siglo XX es uruguaya.

Popular

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Artículos relacionados

La historia de los supervivientes del accidente aéreo en los Andes es una de las grandes historias de supervivencia humana del siglo XX.

Museo Andes 1972

Este museo de Montevideo honra la memoria de los sobrevivientes del avión que se estrelló en los Andes. Una de las más impresionantes historias de supervivencia del siglo XX es uruguaya.

Uruguay negro: el 8% de los uruguayos son negros, y puede que más

El 8% de Uruguay es negro, y tal vez más

Los afrouruguayos juegan un papel muy importante en la identidad cultural de Uruguay. ¿Son realmente sólo el 8% de la población? El nuevo censo puede corregir las estadísticas.

Amo Montevideo - candombe troupe - por Jimmy Baikovicius

¿Vale la pena visitar Montevideo?

Montevideo a menudo se ve ensombrecida por Buenos Aires. Tres blogueros que han viajado mucho cuentan qué les hizo enamorarse de la capital fuera del radar de América del Sur.

Copiar link